Mi Otro Blog

Mi otro Blog

domingo, marzo 06, 2016

No hay mal que por bien no venga

El miércoles pasado el constructor de la nueva Sala de Extracción de Miel me motivó a hacer un asado de camaradería para festejar que por fin la Sala esta casí casí lista. Faltan detalles menores que no tienen que ver con la autorización que ya nos dio el SAG como Sala Comunitaria de Extracción de Miel válida por la temporada 2015-2016.

Y en medio de la presente cosecha y extracción de miel hicimos el asado conjunto. Todo rico, buena carne y buenos asadores, rico pebre preparado por "las tías de la cocina" (uno que se crió con Nana debe tener tías en la cocina), y un poco de cerveza y algo de vino.

Las tías de la cocina: Doña Yola
y Doña Tencha inseparables
hermanas.
Hasta ahí todo bien. Pero a mi amigo constructor "se le calentó la jeta" como se dice en buen chileno y mando a comprar unas botellas de pisco extras y ya antes había llegado con un par mas de botellas de vino.

El asado salió excelente pero apenas se fue el constructor y su gente el ambiente cambió y la conversación giró hacia una encerrona de tipo sindical de alguno de los trabajadores de la empresa. Los más fieles y buenos para la pega se fueron a acostar molestos con el tono de la conversación mientras yo me vine a dar cuenta tarde de la encerrona que me estaban haciendo.


Como lo mio es la conversación y la verdad, seguí intentando explicar y corregir algunos puntos en los que estaban errados en sus concepciones.

A modo de ejemplo según "los sindicalistas" en un cierto campo recibíamos como 4 veces lo que en realidad recibimos de ingresos. Con borrachos cargantes es difícil conversar pero con gente descompensada resulta imposible, como puedo comprender un par de días después.

El Jefe de Sala, cabro que entró a trabajar con nosotros hace unos 10 años recién salido del colegio, de la nada saltó sobre mi y me comenzó a increpar en medio de llantos. Se aguantó sus ganas de pegarme y como yo no me defendí sino que por el contrario mantuve la conversación y el temple, terminó agarrando sus cosas y se fue en medio de la noche. Sus dos comparsas sindicales también agarraron sus cosas - incluido el robo de un botellón de 2 litros de vino que no nos habíamos tomado - y desaparecieron en medio de la noche y en alto estado de intemperancia y enojo.

Me acosté preocupado. Comprenderán que no quiero cargar muertos en mi historial. A la mañana siguiente, recién levantado les mandé un wasap preguntando si estaban bien. Luego a medio día volví a escribirles preguntando si volvían o me lo tomaba como una renuncia. Recién en la tarde, me imagino que saliendo de la borrachera, vi los dos tics azules de que habían leído mis mensajes. Me tranquilicé, al menos estaban vivos. Ya conversaríamos sobre el resto.

Al desayuno le pregunté al resto de la tropa si se podían explicar lo sucedido y solo se limitaron a decir que eran cosas de borrachos pero que no tenían mayor explicación al exabrupto del Jefe de Sala.


Recién hoy sábado aparecieron dos pidiendo disculpas y que querían seguir en la pega. Luego de la prieta y manifestar mi opinión, la misma que les decía durante "el asado sindical" respecto de que la remuneración es condescendiente con la responsabilidad y el compromiso para con la empresa (además de la antigüedad) y que la empresa tiene una deuda acumulada que sobrepasa los 200 millones y necesidades de capital por otros 200 millones, les acepté seguir trabajando. Les comuniqué que serian descontados los días no trabajados y dado que la pega la habían sacado sus compañeros se les descontaría la proporción correspondiente del bono de producción, dinero que será entregado a los colegas que terminaron la pega.

También les hice ver que el Lunes lo había dado libre como premio por el esfuerzo, pero que ellos debían realizar funciones bien específicas ese día (poner al día la mantención de Homero a uno, y al otro preparar el plan de control de plagas y malezas). Veremos el martes que fue lo que hicieron. Por ahora siguen con tarjeta amarilla y deberán volver a ganarse mi confianza pero siguen trabajando. "Borracho no cuenta" les dije "pero se portan bien de ahora en más".

Del Jefe de Sala, el que inició la trifulca y la huida, aún no se oye padre. Al menos directamente.

El jueves en la mañana también le conté lo sucedido a mi apoyo administrativo, quién ducha como es, estampó una notificación en la Inspección del Trabajo por abandono de deberes respecto de los tres fugados.

Hoy estoy a la espera de la renuncia del EX Jefe de Sala. Si no se comunica por tres días y no quiere trabajar, lo que corresponde es que renuncie ¿o no?. Ya le he perdonado al muchacho suficientes cagazos anteriores como para seguir aguantando.

Parece que mi apoyo administrativo tenía razón cuando me insistía que algunos muchachos abusaban de mi buena onda y el estilo de trabajo libertario y de autocontrol que caracteriza a la empresa. No cambiaré por un par de manzanas podridas pero si implementaré algo mas de controles dado lo sucedido.

Pero lo más importante y lo que motiva el título de este posteo "No hay mal que por bien no venga" fue que pese a perder un 30% de las manos para la faena, (2 de 5 en la Sala y el conductor de Homero en campo) al día siguiente aparecieron tres manos que habían pedido ir a conocer la Sala y aprender con nosotros. Así que igual produjimos algo en la tarde del jueves con su gentil ayuda. No hay mejor forma de aprender que "meter las manos en la miel" les dije y se pusieron a trabajar con nosotros. Gracias Karla, Esposo de Karla y hermano de Karla por su gentil ayuda.

La falta de personal y la trifulca también motivo a los fieles de la tropa, quienes con ganas de ver a sus familias y terminar la faena de todas formas el viernes, a como diera lugar, el jueves en una jornada extendida terminaron de cosechar las 528 colmenas restantes y bajaron a la Sala 282 alzas llenas.

Durante el viernes nos metimos todos a extractar y para mi alegría logramos procesar 482 alzas en 5 horas y fracción (las 200 que quedaban y las 282 que habían bajado el día anterior). A las 3 de la tarde estaba toda la miel en tambores y sólo restaba limpiar la Sala. En promedio hicimos casí 90 alzas por hora y en el peak (cuando estaba todo el sistema caliente) sobrepasamos las 100 alzas por hora. Nos trancaba la centrifuga de opérculos pero inventamos un rastrillo que nos solucionó el problema. Ahora falta algún sistema para entibiar la batea para que no se arme el taco con los opérculos.

Este no es un buen año de miel en el sur, pero igual llevamos 117 tambores extractados (casí el doble que el año pasado), las colmenas están más que bonitas y nos queda la esperanza del Ulmo (que todos dicen que está chingado pero nosotros mantenemos la fe en nuestros manejos y sobre todo en el pedazo de montaña que trabajamos). Además el pronostico meteorológico es favorable para una buena nectada ¿será así?. Lo sabremos en 20 días más aprox.

Si no fuera por lo sucedido me hubiera quedado con la impresión que la Sala me quedó mal diseñada cuando en realidad era la flojera del Jefe de Sala que no quería sacarle más trote al sistema (¿o simplemente no tenia los dedos para el piano que le pedía que tocara?). Para ser justo, al menos faltan dos pares de manos adicionales para que la Sala rinda lo proyectado y procesar 10 a 15 marcos por minuto es todo un desafío y hoy una realidad.

Fue tan feliz el trabajo realizado que pensamos cambiar la estrategia de cosecha y extracción. La cámara caliente que ha funcionado a la perfección, nos permite ir todos a cosechar primero y luego meternos todos a la faena de extracción en la Sala. Ojala haya Ulmo para poder probar esta nueva estrategia inventada en colectivo en el fragor del combate.

Mi profe de sistemas en Inglaterra me decía que los sistema bajo estrés funcionan mejor y es ahí donde aparecen las innovaciones. Cuanta razón tenias John Burton, de ti me acuerdo a estas horas. También me acuerdo de mi Padre que decía que las maquinas (y saber usar las correctas de forma correcta) son el 70% del resultado. Y me ufano de mi mismo que creo sistemas redundantes donde nadie es imprescindible y he diseñado una Sala que funciona muy bien.

Quedan cosas que corregir a la maquinas argentinas pero eso lo tendremos implementado antes de la próxima cosecha (Ulmo vez que confío en ti).

Saludos y Paz para ellos y muchos besos para mi, je je.

Ahora solo falta que suba el precio de la miel al menos a los us$3.5 por kilo que debería ser lo justo para esta temporada con poca miel y donde se están muriendo muchas abejas sobre todo en el hemisferio norte, pero por acá en Chile también. Los colegas no aprenden y la varroa y el hambre les están matando las colmenas. ¿Crisis de polinización la próxima temporada?.


6 comentarios:

Valentina dijo...

Hola Juanse,ese es el problema del alcohol,libera el pensamiento y lo convierte en palabras.
Sería bueno saber cuánto fue el valor total de la construcción sin los aperos,,,, un abrazo, Salvatore

carlos tellez dijo...

Ojala de una vez se produzca una alerta o crisis en la polinización, pues ya polinizar no resiste análisis con precios irrisorios en torno a $10000 ($14-$8 mil).Con largas estadías en los cultivos (arándanos y kiwis) resulta absurdo perder en fortalecer las colmenas y/o cosechar las primeras mieles, ni que decir de no poder llegar con colmenas fuertes a la mielada principal. Por aca somos varios los apicultores, no tan chicos que ya no polinizaremos. Un dato el precio de las colmenas se ha reajustado del orden del 2-3% anual y en términos generales las colmenas con lo importante que son representan solo entre el 5-7% de los costos de una Ha productiva....las cosas caen por su peso..chao la polinización venga mas miel y con menos costos.

FRANCO LUCIANO ESPINOSA HENRIQUEZ dijo...

Hola, quisiera saber si tiene el contacto para alguna persona que venda miel de ulmo a granel, necesito 4 tambores de 300 kg. Mi correo es francoe@vifac.cl

Karla Augusta Muñoz Moll dijo...

un gusto y gracias por dejarnos meter manos en tu sala de cosecha fue realmente un honor cosechar contigo en esa mega sala!!
y la conversación mejor aun sin duda un maestro!!

Silvio Torrijos dijo...

Hola, desde Yates, Río Puelo. Estamos en proceso de sacar Resolución Sanitaria de la sala de extracción (individual) y nos exige que no pasen ningún cajón - alza a la sala. Estamos viendo cómo solucionar, sobre todo, la salida de las alzas después de centrifugar. En la foto del post veo que ustedes tienen las alzas en la misma sala,´¿cómo lo hicieron?

Silvio Torrijos dijo...

Hola, desde Yates, Río Puelo: Estamos sacando la Res. Sanit. (Reg. Los Lagos) y el tema ahora es cómo sacar los alzas, luego del centrifugado. Veo que ustedes tienen las alzas al interior de la sala de extracción, eso no se nos permite. ¿Cómo y con qué exigencias resolvieron este tema?